Soporte y Servicio Técnico

Lavadoras

14 Consejos para alargar la vida de tu lavadora

Lo primero que se debe saber es que en la lavadora la ropa se lava porque hay un proceso de golpeteo continuo de la misma con el agua jabonosa al girar el tambor en ambos sentidos.

Algunos consejos para que la lavadora y la ropa duren más.

1. No llenar demasiado la máquina, aunque muchas personas lo hacen.

Una cosa es ponerla vacía o a medio llenar y otra muy diferente es que a la ropa le cueste girar.

Si se llena demasiado la máquina, como a veces se aconseja erróneamente, se observara que la ropa gira, pero no hay golpeteo, de esta manera no se lavará igual y además al estar tan presionada se rozará mucho más ocasionando que se estropee o tome una apariencia de viejo mas rápidamente.


2. No mezclar ropa de color con ropa blanca, aunque muchas marcas de detergentes digan que si se puede hacer con su producto. Es solo marketing.

Imagínate la situación: la ropa de color, sobre todo si es muy oscura, aunque no destiña en absoluto deja el agua de lavado algo oscura y si has combinado varias veces ropa clara con ropa oscura lo habrás comprobado.

3. Si se trata de ropa blanca de algodón, para no tener que agregar ningún tipo de blanqueador, que a la larga estropea los tejidos, te aconsejo lavarla a 40 ºC. Claro que se consume algo más de energía, pero la calidad de la ropa lavada de esta manera y su duración en buen estado, ¡no se pueden comparar!

4. Sin embargo si la ropa no está muy sucia suprimir tranquilamente el prelavado pero en cambio lavar con un programa más largo.

5. Añadir un buen detergente pero en mayor cantidad de la que indican, a la larga aunque se gaste un poco más la ropa lo agradecerá.

Si a simple ojo se alcanza a ver el agua de lavado del interior, esta agua debe estar con algo de espuma.

Pero si hay poca agua, poco jabón y demasiada ropa, ésta quedará quizás limpia pero no bonita y tendrás que desecharla mucho antes porque estará vieja y gastada.

6. Los detergentes actuales son tan buenos y tan olorosos que se puede eliminar el uso del suavizante.

Muchos pediatras aconsejan que no se usen si los niños tienen algún tipo de alergia, o dermatitis pues precisamente muchos de los productos suavizantes y olorosos que emplean son alergenos.

7. No escatimé a la hora de comprar este electrodoméstico, lo mismo que otros muchos. Elige, si se puede, una buena marca, buscando por supuesto que esté de oferta o en un sitio más barato.

Si es buena lavará mejor, y si la cuidas te durará muchos años.

8. Comprarla, a ser posible, clase energética A+ o mucho mejor A++ o A+++ aunque las tienen que pedir al fabricante.

La inversión al principio será mayor, pero a la larga te saldrá más barata porque esta diferencia de precio al adquirirla se compensa rápidamente al gastar muchísima menos energía cada vez que funciona.

Hay que cuidar el medio ambiente y el bolsillo todavía más, porque el precio de la electricidad.

9. Si luego secas la ropa en secadora puedes prescindir directamente del suavizante, sobre todo si sacas la ropa todavía un poco caliente y la doblas en ese momento estirándola con las manos para quitar arrugas.

Queda suave y el ahorro de plancha es considerable.

10. Si la secas en el exterior conviene recogerla en cuanto se ha secado. Permanecer mucho tiempo al aire, y muchas veces dándole el sol contribuye a que se ponga completamente tiesa y dura, sobre todo la ropa de felpa y la 100% algodón.

11. Si no usas todos los días la lavadora es importante, cuando termina de funcionar, pasarle un trapo de microfibra limpio humedecido pero muy escurrido, para quitarle cualquier resto de jabón que pudiera quedarle.

12. A continuación secar también muy bien por toda su superficiedel tambor pues tiene como una “hendidura” o “doblez” dónde se suele quedar algo de agua que conviene eliminar.

13. De vez en cuando también es bueno sacar todo el depósito del jabón y del suavizante sobre todo si usas detergente en polvo. La cavidad del suavizante, en algunas maquinas, cría a la larga moho, tanto en la parte que es removible como en la que se queda en la máquina.

El depósito que se saca se limpia fácil con agua caliente y un cepillo de dientes viejo, o con la máquina de vapor el día que la has usado,y en la parte fija de la lavadora pasando varias veces el trapo de micro-fibra de antes hasta que todo el mugre desaparece.

14. Dejarla con la puerta abierta durante algunas horas, o por la noche, para que se termine de secar a pesar de haber hecho el centrifugado

 
Enviar a un amigo

Enviar a más amigos

Vista previa del correo electrónico Hola, quizás le interese esto

Cerrar